BLANQUEAMIENTO DENTAL

}

07.16.2022

El blanqueamiento dental en dientes vitales (aquellos que no tienen realizada una endodoncia o familiarmente “matar el nervio”) es un procedimiento clínico de aplicación externa sobre el diente, que permite bajar la intensidad de la discoloración, es decir, se consigue aclarar la coloración que presenta el diente, consiguiendo con ello una tonalidad más luminosa y una sonrisa más estética.

No debemos confundirlo con las tinciones (manchas depositadas sobre el diente) que pueden ocasionar algunos alimentos o bebidas, enjuages, tabaco, etc.., que se pueden eliminar con una higiene y pulido profesional.

Hay diferentes sistemas para realizar el blanqueamiento dental, pero en este post, nos centraremos en el método químico (con frecuencia precisa ser foto-activado con una luz especial) por su carácter menos invasivo y sus óptimos resultados.

Los blanqueamientos químicos se pueden realizar en clínica utilizando agentes blanqueadores de muy alta concentración como es el peróxido de hidrógeno (PH) entre el 22% y el 40% y también se pueden realizar en el domicilio del paciente. En este caso los agentes empleados son de baja concentración como el PH al 6% y el peróxido de carbamida entre el 10-16%. El peróxido de carbamida está formado por una parte de PH y dos de urea, por lo cual, si lo utilizamos al 16%, en boca se degrada y libera una concentración de PH cercana al 6%.

El blanqueamiento domiciliario, precisa confeccionar unas férulas a medida de los dientes a tratar, donde se colocan los geles blanqueadores que desde la clínica se le facilitan al paciente.

La recomendación habitual, sobre todo en tonalidades medias e intensas, es realizar el blanqueamiento dental de forma combinada, con una o dos sesiones clínicas junto al tratamiento domiciliario de duración variable (entre 2-6 semanas) dependiendo de la severidad de la discoloración a tratar.

El blanqueamiento dental por medios químicos, garantiza buenos y seguros resultados, con el uso de los agentes mencionados, los cuales estan regulados por normativa europea donde tanto su uso como la vía de acceso a ellos por parte del paciente, queda exclusivamente ligado al odontólogo.

 La normativa también contempla categorizar estos principios activos en otros porcentajes y su vía de distribución, así y como, reflejar las advertencias y contraindicaciones de uso. (Leer más sobre la normativa infomed.es/auvbd/pdf/Normativa.pdf)

La elección del tipo de blanqueamiento más conveniente para cada paciente, comienza con una adecuada evaluación del caso y estado de salud:

  • Descartar hacer blanqueamiento dental si el paciente presenta algún tipo de patología oral sin tratar o tratamientos dentales en al estado.
  • Identificar posibles patologías sistémicas o consumo de fármacos que sean los responsables de la coloración del diente.
  • Identificar hábitos no compatibles con el blanqueamiento: mala higiene oral, hábito tabáquico, consumo frecuente de bebidas y alimentos con poder de coloración (café, té, vino tinto, refrescos cola, salsa de soja, frutos rojos, etc.)
  • Hay que tener en cuenta si el paciente se ha realizado blanqueamientos previos y que tipo de resultados obtuvo.
  • No descuidar las necesidades y expectativas estéticas del paciente, en ocasiones, más elevadas que la previsión de resultados.
  • El grado de cooperación del paciente, es clave para la elección del tratamiento a realizar así y como para el mantenimiento de los resultados.

El paciente debe ser informado sobre el tipo de tratamiento a seguir y adiestrado en la dinámica de ejecución (sobre todo la parte domiciliaria), avisarle de los posibles efectos adversos (hipersensibilidad dental) y cómo se pueden manejar, además de indicarle las restricciones en el consumo de agentes colorantes durante el tratamiento y por lo menos, una semana después de su finalización. El paciente debe comprometerse y realizar los cuidados precisos para unos buenos resultados y su mantenimiento a largo plazo.

A parte de lo hablado en gabinete, es importante facilitar al paciente, toda la información, instrucciones y recomendaciones por escrito, pudiendo centralizarlo todo en un sólo documento, el consentimiento informado.

El inicio del blanqueamiento debe realizarse sobre un diente limpio, por lo cual, dependiendo de la situación del paciente, este precisará una profilaxis si hay presencia de placa y/o cálculo (sarro) o simplemente un pulido, que nos asegure un diente libre de tinciones y receptivo para el uso de los agentes blanqueadores.

Para un correcto seguimiento de los resultados, hay que realizar registros fotográficos, el primero antes de comenzar el tratamiento coincidiendo con la cita de profilaxis o pulido, momento que refleja el diente limpio y con su color natural.

El color natural hay que codificarlo con ayuda de una guía colorímetra, la cual, dependiendo de la gama cromática a la que el diente se asemeja y su intensidad de tonalidad, nos convierte el color en un número. También se puede tomar el color con dispositivos electrónicos (espectrofotómetros dentales).

Dependiendo de la severidad del caso, se establecerá la frecuencia de seguimiento con el objetivo de ir comprobando el aclaramiento del diente y su monitorización fotográfica donde siempre se utiliza la guía de control de color, además de asegurarnos de la correcta participación en el tratamiento por parte del paciente, identificar la posible hipersensibilidad y comprobar la satisfacción del paciente con la evolución del blanqueamiento.

El último registro fotográfico con toma de color, lo realizaremos unos días después de finalizar el blanqueamiento, dando la oportunidad al diente que recupere su nivel de hidratación para una mejor apreciación del color conseguido.  Este registro, nos servirá para controles futuros y poder comprobar la estabilidad de los resultados o identificar la necesidad de realizar un recordatorio del blanqueamiento, si se aprecia una ligera remisión del color.

Bibliografía

Protocolo de blanqueamiento dental vital combinado quimioactivado. Amengual Lorenzo,A Agustin Panadero,R Roig Vanaclocha,A Sola Ruiz,M.F Labaig Rueda,C Román Rodríguez,J.L. Gaceta Dental nº 347. -Junio 2022

Libro blanco del blanqueamiento dental. Amengual,J Oteo,J Creagh,J Iturralde,J Giráldez,I Llambés,G. I.S.B.N. 978-84-09-07881-3 año 2019

Perioalcorcón

Blog

DIENTECITOS SANOS

DIENTECITOS SANOS

CONSEJOS PARA PADRES Te contamos pequeños consejos para saber cuándo y cómo empezar a cuidar los dientes de tus peques .Conviértelos en una historia o cuento para compartir con ellos y que se diviertan aprendiendo a cepillarse para mantener sus “dientecitos...

BRUXISMO

BRUXISMO

El bruxismo lo podemos considerar como un hábito inadecuado que consiste en apretar y/o rechinar los dientes (frotar los arcos dentales lateralmente y/o hacia delante y hacia atrás), de forma consciente o inconsciente, principalmente durante el sueño. Está...

Nesecitas ayuda?

Posts relacionados

CARILLAS DENTALES

CARILLAS DENTALES

En la actualidad una de las demandas de los pacientes es mejorar su sonrisa. Esto unido a las tendencias de trabajo más conservadoras, han hecho que a día de hoy las carillas dentales, también llamadas facetas dentales o carillas estéticas, sean el tratamiento elegido...